VALLADOLID, 19 (EUROPA PRESS)


El presidente de la Federación de Caza de Castilla y León, Santiago Iturmendi, advirtió hoy de la pérdida de en torno a 25.000 licencias en los últimos diez años, un descenso que achacó a la falta de relevo generacional así como a la “demagogia” política, especialmente ante la entrada en vigor del nuevo reglamento de armas en España, que supondrá que 200.000 ejemplares sean consideradas ilegales.

Iturmendi firmó hoy en Valladolid con la consejera de Medio Ambiente de la Junta, María Jesús Ruiz, un convenio de colaboración para la promoción del sector cinegético y el seguimiento de la actividad en los cotos privados de la Comunidad.

En declaraciones recogidas por Europa Press, expresó que en la actualidad “se instruye a los jóvenes a divertirse de otra forma” y que existe cierta “animadversión” hacia la caza, lo que se refleja en la “cultura de bambi” que se enseña en los colegios. “La caza es necesaria y la muerte de la naturaleza es cosustancial al ser vivo”, manifestó Iturmendi, quien aseguró que la presión social contra esta práctica “no tiene justificación” e insistió en la repercusión negativa que ésta tiene.

Según dijo, en la actualidad son 126.000 las licencias expedidas en la Región, donde en los últimos diez años se han llegado a perder alrededor de 25.000.

El presidente de la Federación manifestó asimismo que el nuevo reglamento de armas de España, que prohibirá la práctica a menores de 18 años, repercutirá en el relevo generacional. Esta nueva normativa, “mucho menos flexible que la europea”, supondrá además que 200.000 armas pasarán a ser ilegales, lo que según dijo conllevará la “pérdida de empleo”.

“Es un auténtico insulto a la inteligencia”, reconoció Iturmendi, al tiempo que aseveró que su uso “no tiene incidencia negativa en la sociedad” e instó al Gobierno a “ponerse las pilas” en regular quién utiliza las armas. Según cifró, la caza deportiva se salda con 15 ó 20 muertes anuales, una siniestralidad “mucho menor” que otros deportes en el país.

“Aquellos que tratan de ningunear la caza con dosis de ignorancia y demagogia deben saber que es necesaria para el equilibrio ecológico”, apostilló.

CONVENIO DE COLABORACIÓN

La Federación de Caza y la Consejería de Medio Ambiente renovaron su colaboración con un convenio para la puesta en marcha de acciones destinadas a mejorar el conocimiento de la actividad cinegética y trasladar a la sociedad los valores del aprovechamiento de la misma como modelo de gestión sostenible de los recursos naturales.

Dicho acuerdo cuenta con una vigencia de dos años –finaliza en diciembre de 2012– y cuenta con un presupuesto de 303.000 euros, según explicó María Jesús Ruiz.

La consejera incidió en el objetivo de formar a los cazadores como fórmula para conocer y proteger el medio ambiente, así como para la recuperación de especies. Según expresó, esta práctica supone en Castilla y León la actividad más importante para el desarrollo rural sostenible, puesto que genera muchos ingresos para sus municipios, y sus actores se convierten en colaboradores necesarios para cumplir los retos de la Consejería.

Por su parte, el presidente de la Federación se congratuló de que el convenio llegue en un momento en que la caza “pasa por sus peores momentos”, puesto que se le responsabiliza de los accidentes en carretera y los daños en los cultivos, y felicitó a la Consejería por apostar por ella como fuente de riqueza, especialmente en zonas deprimidas.

Iturmendi afirmó que Castilla y León presenta en estos momentos “la mejor y más completa oferta cinegética de calidad de España”, puesto que en ella se encuentran los mejores aprovechamientos de codorniz, becada, paloma torcaz, perdiz y corzos así como la población de lobos más grande del país. Además, destacó el elenco de reservas regionales, “auténticos monumentos de fauna y flora sin parangón”.

MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS

Durante la firma del convenio, la federación y la Consejería presentaron asimismo el ‘Manual de Buenas Prácticas Cinegéticas en Castilla y León’, editado por la Fundación del Patrimonio Natural.

La publicación hace un recorrido cronológico por los 12 meses del año para explicar las prácticas agrícolas, la conservación de las especies, el control de la capturas, los cupos, entre otros aspectos.

Se han editado 2.000 ejemplares en papel, que serán repartidos entre los gestores cinegéticos, y está disponible en la web de la Junta de Castilla y León.

Comments are closed