Entomología I

DE LA ENTOMOLOGIA, LAS MOSCAS

Para pesca a seca no solamente hay que conocer a las truchas y sus costumbres; hay que conocer los insectos que se mueven en el río para saber que es lo que está cazando la trucha y ponérselo, artificialmente, delante y capturarla. Saber verlos, distinguirlos y hacerlos es de lo que contaré en este capítulo.

La entomología es la ciencia que estudia la morfología del insecto y es en la que nos vamos a basar para el estudio de nuestros insectos; pero no hay que asustarse; no hay que saber más allá de lo que realmente necesitamos, a no ser que se quieran hacer estudios a fondo, con la que ya necesitaremos otras ciencias.

Comenzaremos diciendo que los insectos que vamos a poner en la punta de nuestros bajos pueden ser de cinco clases:

•  Efémeras o efímeras.

•  Tricópteros.

•  Dípteros.

•  Plecópteros.

•  De conjunto.

Esto no quiere decir que sean las únicas cinco clases de insectos que existen para poder hacer de forma artificial, pero sí las más importantes y con las que estaremos cubiertos el 99% de las veces que salgamos al río.

Lo importante es distinguirlos e imitarlos. Pero no distinguirlos en cuanto a familia, orden y especie, si no saber a cual de los grupos anteriores pertenece lo que veamos en el río ese momento y saber fabricarlo. Para ello necesitamos saber las características generales de cada grupo y conocer los más representativos de cada uno. A partir de ahí será la experiencia de cada uno la que mandará.

Empecemos por las Efémeras. El significado de su nombre define perfectamente a estos insectos: efémera o efímero es sinónimo de volatilidad, “cosa que dura poco”,. Etimológicamente hablando un efemeróptero es un ser alado que vive un día, y eso es exactamente lo que le pasa a este insecto en su fase adulta.

El ciclo biológico de los efemerópteros, pasa por tres estados: El de ninfa, el de subimago y el de imago. A nosotros, como pescadores de mosca seca, es decir, de mosca que vamos a colocar en la superficie del agua, nos interesan la dos últimas fases, ya que la de ninfa se da dentro del agua.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=QHyQVAulRxw]

La vida de la efémera comienza cuando un huevo depositado en el fondo del río eclosiona. Una ninfa estará vagando por el interior del río de uno a tres años, hasta que en la superficie del agua se vuelve subimago, después de eclosionar en una increíble metamorfosis. El subimago, ya posee alas y es una imagen casi igual que el estado de imago, que no es más que el estado adulto del insecto. A continuación, después del apareamiento, deposita los huevos, rodeados en una sustancia gelatinosa que hace que al llegar al fondo, se queden pegados a las rocas. A las pocas horas de su puesta, muere exhausta, cayendo al río muerta en el estado que nosotros denominamos spent, y no es más que la mosca muerta flotando en el agua. Desde que se produce la metamorfosis y deja de ser ninfa, hasta que muere, pasa alrededor de un día y de ahí el nombre de efémera.

Los efemerópteros adultos son insectos alados cuyos tamaños pueden oscilar entre los diez milímetros de largo, hasta los cinco centímetros. Su cuerpo está formado por cabeza, tórax y abdomen siendo este último mucho más largo que los otros dos. En la cabeza tiene depositados los ojos siendo dos compuestos y más mayores en los machos que en las hembras. También posee en está parte dos pequeñas antenas. Del tórax salen las patas y las alas; como característica diremos que las alas no las pueden plegar a lo largo del cuerpo es decir, que cuando este insecto está en reposo encima del agua, tiene las alas erguidas. Esto para nosotros, los pescadores de mosca, es muy importante porque supone que nuestras imitaciones de Efémeras siempre serán erguidas. El abdomen es largo y posee diez térgitos abdominales (anillos) saliendo del último los cercos que a nosotros nos servirán para dar el equilibrio sobre el agua a nuestra imitación.

Muchos pescadores los llaman alas de tejado por la forma tan inconfundible de las alas en forma de tejadillo con dos vertientes. Pero a la mayoría de los pescadores de seca, nos gustan mucho los tricópteros por la espectacularidad con la que la trucha los pesca. Cuando el tricóptero pone los huevos a saltos encima del agua, la trucha deja salir todo su cuerpo para cazarlo. Es realmente precioso.

Tienen tres fases: la de larva, después de salir del huevo, la de pupa y la de insecto alado adulto. A nosotros solo nos interesa el estado adulto ya que es el único en que el insecto vive fuera del agua.

La palabra tricóptero viene de trichos = pelos, pteros = alas, y si lo observamos con una lupa nos damos cuenta de que todo esta cubierto por pelos finísimos. Esto es importante y lo tenemos que tener muy en cuenta a la hora de la fabricación de la imitación.

Su ciclo biológico comienza cuando una larva rompe el huevo que está adherido al fondo del río con sus mandíbulas y sale de él. Estas larvas construyen unos estuches para protegerse de las inclemencias del agua y en algunas ocasiones son muy vistosas. Estos estuches son autenticas obras de arquitectura hechos con diversos materiales, como musgos, piedrecillas, palitos y demás. Muchos biólogos saben distinguir a las diferentes clases de tricópteros por la forma de esos estuches.

El estado larvario tiene una duración aproximada de unos diez meses, a continuación se produce un encapullamiento alrededor de todo el insecto quedándose en estado de pupa. Durante este estado se produce una transformación, al igual que en las mariposas, en donde se forma su estado semi adulto. Cuando acaba este periodo que viene a durar entre veinte y tres meses, la ninfa rompe el capullo o pupa y, o bien se arrastra por el fondo hasta alcanzar la orilla, o bien nada hasta la superficie. Una vez fuera del agua, despliega las alas y comienza el estado adulto del insecto. Después de ser apareado, coloca los huevos en el río dando grandes botes sobre la superficie del agua luego se retira a las orillas y muere. Su muerte no es tan inmediata como las efémeras, durando varios días.

Si pescamos en cotos sin muerte, es decir, en aquellos en donde la pieza que pesquemos la tenemos que soltar, nos encontraremos con truchas muy resabiadas a las que cuesta trabajo engañar. Si además, no encontramos que imitación puede ser la correcta, lo mejor es que probemos con los dípteros.

Los dípteros son los insectos más pequeños que vamos a tratar. Se llaman así porque solamente tienen dos alas situadas en el tórax. Esto quiere decir, que muchos de los insectos que vemos volar pertenecen a los dípteros, sin embargo dos son las familias que más nos interesan por vivir en el río: los simúlidos y los quironómidos. Los primeros son pequeños, con un cuerpo de unos cinco milímetros de largo, no más. Están compuestos por una cabeza grande y tórax y abdomen rechonchos. Los quironómidos son más grandes llegando a medir unos doce milímetros de longitud con un cuerpo estrecho y alargado. Para hacernos una idea, se asemejan bastante al mosquito trompetero pero estos no pican.

El ciclo biológico de estos insectos es parecido a los ya contados. Ponen los huevos y se depositan en el fondo del río; estos huevos son alargados a diferencia de otros insectos. La eclosión de estos huevos se realiza rápidamente, dando unos gusanitos de colores claros que poseen una especie de pie, que les permite desplazarse por el fondo del río. Más tarde, y con forma cónica, construyen una pupa alargada en donde se producirá la metamorfosis. Cuando a finalizado la misma, la pupa se abre, y dentro de una burbuja de aire, el nuevo insecto sube a la superficie. Al poco tiempo se aparea comenzando el nuevo ciclo.

Los plecópteros son insectos que en su estado de ninfa se confunden con los efemerópteros y que en su estado adulto se confunden con los tricópteros. La diferencia con el estado adulto no es sino la colocación de las alas en reposo, que no son en forma de tejadillo, sino que son planas. Su imitación a la hora de montarlo en un anzuelo es igual que el tricóptero pero si lo montamos imitando su vuelo lo haremos en pálmer, que ya explicaré más adelante. Y es que cuando este insecto despliega sus alas. Lo hace de forma muy aparatosa pareciendo mucho más grande de lo que en realidad es.

Las moscas de conjunto son imitaciones de fantasía, que sin imitar a ninguna mosca en especial, provocan a la trucha. Se suelen usar cuando no se sabe que mosca poner o cuando no está clara la mosca que está provocando la eclosión.

Comments are closed